viernes, octubre 20, 2006

Clausuran hoy XIII Reunión de Ministros y Altos Funcionarios de Juventud de Iberoamérica

Al analizar cuánto ha avanzado y cuánto le falta a la región para cumplir los Objetivos del Milenio, la juventud iberoamericana ha asumido con esta cita un papel más protagónico en el cumplimiento de esos derroteros.

La conveniencia y la satisfacción de ese propósito fue expresada este jueves en la inauguración por el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón.

Alarcón apuntó que con esfuerzos concertados y solidaridad esos objetivos son realizables. Reducir a la mitad la cifra de pobres y hambrientos, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA y garantizar la sustentabilidad ambiental, no son propósitos excesivos, aunque para lograrlos falta promover alianzas globales para el desarrollo, señaló.

La idea estuvo latente en la discusión de los informes relacionados con el trabajo de la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ). Desde Argentina, Mariana Grass trajo a la cita el criterio de que la región vive un momento propicio para dignificar la vida de la juventud iberoamericana luego de la desesperanza provocada por las políticas neoliberales.

La boliviana Maruja Machaca destacó que hoy para los jóvenes indígenas de su país se abren posibilidades que nunca disfrutaron.

Julio Martínez, primer secretario de la UJC, enfatizó acerca de las conquistas de los jóvenes cubanos gracias a la voluntad política de la Revolución, y alertó sobre la necesidad de la concertación regional.

Como un paso hacia políticas que materialicen los derechos de los jóvenes, deben considerarse las bases para un Plan Iberoamericano de Cooperación e Integración de la Juventud, que fueron presentadas la víspera.

El plan fue encomendado a la OIJ por la XII Cumbre Iberoamericana de Salamanca, España, y debe estar elaborado para la segunda mitad de 2007.

La XIII Conferencia de Ministros y Responsables de Juventud abrió con la presentación del informe rendido por Eugenio Ravinet Muñoz, secretario general de la OIJ, quien afirmó que este encuentro será un espacio de solidaridad, cooperación y ayuda mutua.

El documento es portador de un saludo al Comandante en Jefe Fidel Castro y del deseo de su pronta recuperación, y fue respaldado por todos los participantes.